Unidad: lo que la pandemia puso sobre la mesa

Me pensaba tan distinta a las demás personas, tan aislada, solitaria, fuera de lugar… Y de pronto llega el coronavirus a mi país… ¡Sorpresa!

Comencé a ver la desesperación de mis cercanos, de todas las edades, estrato social, circunstancia y estado de salud. Todos asustados, con miedo, inseguros, desesperados por no poder moverse en libertad. Se sintieron oprimidos, dejados de lado, abandonados… estando acompañados se sintieron solos. ¿Entonces no éramos tan diferentes? ¡Qué ilusión vivíamos que nos separó tanto la vida! ¿Qué velo se corrió?

Pienso dentro mí, ¿Será la luz que pedí día y noche durante años? ¡Siento que Sí! Para mí no ha sido fácil, no se engañen, sin embargo, estoy de maravillas adaptada a estas circunstancias ¿Saben por qué?

Porque creo en mí, porque sé que todo es posible si sé quién soy, porque hay esperanza si hay amor, porque solo juntos podremos combatir a este y a todos los virus que vengan vestidos de miedo y dolor… Saldremos adelante cada vez que aprendamos a confiar, a mirar sin miedo nuestro interior, aceptar quienes somos y hacernos cargo, reparar lo roto, reinventarnos y reconstruirnos a diario si es necesario… Podemos, Nosotros, los Locos, los desahuciados del sistema podemos… Ustedes también podrán.

Paola Salas Bravo

#SacarLaVoz

alsino

Leave a Reply

Your email address will not be published.